sábado, 23 de abril de 2011

TRANSGÉNICOS (alimentos culpables de las enfermedades contemporáneas como: el cáncer, la alergia bronquial, etc.)

“Los alimentos sometidos a ingeniería genética o alimentos transgénicos son aquellos que fueron producidos a partir de un organismo modificado genéticamente mediante ingeniería genética. Dicho de otra forma, es aquel alimento obtenido de un organismo al cual le han incorporado genes de otro para producir las características deseadas. En la actualidad tienen mayor presencia alimentos procedentes de plantas transgénicas como el maíz, la cebada o la soja”.

La
 OMS en 2002 precisó que el número de personas que murió de cáncer alrededor del mundo, 7,6 millones, fue superior a los 5,6 millones que en total murieron por VIH/SIDA, malaria y tuberculosis.
El cáncer es pues actualmente, el riesgo permanente que amenaza nuestra salud. Para analizar las causas, sólo detengámonos en el dato de los expertos que indica que el 20 por ciento del cáncer es causado por los productos químicos en los alimentos. Recordemos a su vez, que el origen y el estilo de producción está marcado por varios enfoques. ¿Cuál de esos enfoques de producción revelarán atajos hacia el cáncer? ¿La agricultura ecológica? ¿La “revolución verde” con sus agroquímicos sintéticos? ¿La biotecnología “ultra moderna” con sus semillas transgénicas?
 
Pese a ello el 15 de abril del 2011, el MING (Ministerio de Agricultura) del Perú publicó el Decreto Supremo 003-2011 que aprueba el acceso a productos transgénicos. Cabe la información que el ministro de economía Ismael Benavides, junto con el de agricultura Rafael Quevedo, su viceministro Luis Felipe Sánchez Araujo y otros funcionarios son socios que presuntamente se dedican a la comercialización de transgénicos, según el diario La primera del 20 de abril. No les interesa la alimentación de los ciudadanos, sino sus ganancias.
Cuando lo primero que deben hacer es exigir que los alimentos transgénicos estén debidamente etiquetados con el nombre de transgénicos. Es lo justo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario