domingo, 18 de diciembre de 2011

♣ OLLANTA HUMALA LA GRAN DESILUSIÓN PARA LOS JÓVENES

No se amilanan. Mónica Miros y sus compañeros seguirán protestando.
Las imágenes nos recuerdan los crímenes del fujimontesinismo
En campaña. Ayudaron a recordar los crímenes del fujimorismo.

Activistas sociales que apoyaron decididamente el proyecto nacionalista de Ollanta Humala en la segunda vuelta electoral ven hoy con decepción el viraje del régimen hacia la derecha. Ahora han pasado a ser hostigados por la policía, que irrumpe en sus reuniones solo porque ellos cuestionan las decisiones del gobierno.

Por Jonathan Castro

Lunes, 10 de la noche. Mensajes en Facebook advierten sobre la intervención policial al centro cultural Casa Pocofloro cuando se desarrollaba una charla informativa sobre la contaminación que generaría el proyecto Conga en Cajamarca. Las primeras reacciones son “¿Por qué ha ido la policía?”, “¡El estado de emergencia ya llegó a Lima!”, “Ollanta, devuélveme mi voto”, “Fuera Valdés” y “Ni en tiempos de Alan García pasaba esto”.
La mayoría de estos comentarios provenía de gente que había contribuido, directa o indirectamente, a que Humala ganara las elecciones. Algunos trabajaron para la campaña, otros fueron parte de los piquetes informativos de Gana Perú y los más reacios apoyaron desde una ilustrativa campaña anti Keiko Fujimori.
Un torpe operativo policial fue el colofón de tres semanas en las que la credibilidad del presidente Ollanta Humala se fue esfumando entre estos jóvenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario